Marco Antonio Nuñez, nos presenta su ópera prima: «Al Mar»

Corría el año 2016, Marco Antonio Nuñez con 23, estaba por titularse de la carrera de cine. Para su proyecto final decide nada menos que, realizar un largometraje, cuya trama surge de la pregunta que se hizo con su novio en una noche de copas, sobre si eventualmente incluirían una tercera persona en la relación. La respuesta y las teorías que surgen ante esa inquietud son los cimientos de los personajes de “Al Mar”, su opera prima con la que espera entrar en las paginas del cine chileno.

La cinta inspirada en el amor libre, se estrenó en enero de este

año en el festival Pink Love en India, esperando exhibirse por primera vez en Chile, este próximo mes bajo el sexto certamen de Amor Festival y ya fue seleccionada para en el Festival de Cine Independiente en Barcelona y en la Semana del Cine de Lugo en Galicia.

Grababa durante 15 días en el litoral de los poetas (Isla Negra, Cartagena y El Tabo),  cuenta con las actuaciones de Anita Reeves, Consuelo Holzapfel, Ana Burgos, Marcelo Gutierrez y Francisco Dañobeitía, cuya locación principal fue la casa del antipoeta Nicanor Parra, gracias a su nieto Tololo Ugarte Parra, quien es director de arte del filme.

¿De qué trata?: Una joven pareja, Lorena (Ana Burgos) y  Diego (Marcelo Gutierréz), deciden iniciar un nuevo comienzo frente al mar, donde conocerán a Vicente (Francisco Dañoebeitía), sumergiéndose en un triángulo amoroso en todas direcciones, cuestionando las convenciones del amor, mientras el pueblo representado por la figura de las pescadoras observa y acompaña las decisiones de los personajes.

En el mes del orgullo, quisimos conversar con su director Marco Antonio Nuñez.

¿Cómo nace esta película?

Nace como mi proyecto de título. La trama se fue gestando por preguntas en un espacio personal y gracias a mi compañero de curso, Franco Bertozzi que se aventuró conmigo en sacar adelante este proyecto, convirtiéndose en coguionista y luego productor.

¿Qué representa la figura del mar?

El mar es importante en este relato, poéticamente tiene el poder de renovación, es algo muy profundo, lleva y mezcla todo con su oleaje. La protagonista, debe tomar la decisión sobre qué hacer con este trío amoroso, a partir de las pescadoras que trabajan con sus redes, observando lo que sucede. Los personajes buscan en el mar una respuesta.

¿Por qué tardó tanto en estrenarse?

Básicamente nos quedamos sin presupuesto, hacer cine independiente en Chile es difícil, no hay mucho apoyo y los fondos concursables son limitados. El financiamiento de este proyecto fue en su totalidad gracias a fondos privados.

¿Cuál es el mensaje que te gustaría entregar?

En primer lugar, creo que tenemos que amar desde el corazón, no dejarse opacar por los pensamientos de otros. Amar más allá de las convenciones establecidas, sin géneros, el amor es acompañar. Algo así fue mi proceso de hacer esta película, me lancé con todo por amor, sin pensarlo mucho.

Por otro lado, soy un convencido que el cine puede educar, mostrando realidades distintas, como en el caso de mis protagonistas, tenemos que hablar de sexo, de cuerpos, de bisexualidad, de poliamor.

El último crimen LGBTQ+ fue hace algunas semanas, hay mucho para conversar aún. No hice este filme para hacerse famoso, sino para poner en la mesa, de manera poética ciertas temáticas, que el 2016 no se hablaban y nos esforzamos para hacer un contenedor audiovisual de buen nivel.

¿Cómo fue filmar una película con 23 años?

Fue un proceso muy intenso. Un día de filmación, estaba a cargo de un equipo de 30 personas, y sentía la responsabilidad de sacar el trabajo adelante. Ser director no es tan glamoroso como uno piensa cuando estás en la escuela.

Debo agradecer a mi profesora guía María de los Ángeles Nachar, que me hizo enamorar de la historia de arte. Ella creyó en mi proyecto, cuando otros profesores dijeron que no era filmable. Me ayudó a construir la poética de las pescadoras quiénes representan el coro de las tragedias griegas

El primer montaje de la película duró 3 horas. (Ríe). Luego logramos 1 hora y 10 que es lo más común.

¿Cuál es tu mayor anhelo?

Me gustaría entrar a las paginas del cine chileno. De aportar un granito de arena en la conversación, que vean la película, la recomienden y logre estar disponible para todos.

¿Qué se viene con «Al Mar»?

Estoy muy contento porque este próximo mes, tendremos nuestro estreno en Chile bajo el Amor Festival, también estamos seleccionados para participar en el Festival de Cine Independiente en Barcelona y en la Semana del Cine de Lugo en Galicia.

Les dejamos las imágenes de nuestra sesión bajo el lente de Magdalena Chacón: